Control Oculomotor y Atención: La Danza Sutil de la Percepción Visual

Nuestros ojos son la puerta de entrada al mundo, y aprender a utilizarlos correctamente es fundamental. En esta entrada, exploraremos el fascinante mundo del control oculomotor y su íntima relación con la atención visual. Además, te compartiré efectivos ejercicios para calentar tus ojos y optimizar tu experiencia visual.


El Vínculo entre Control Oculomotor y Atención:

El control oculomotor es el sistema encargado de regular y dirigir nuestros movimientos oculares. Estos movimientos son esenciales para nuestra percepción visual, desempeñando un papel crítico en la atención y la orientación espacial. La forma en que movemos nuestros ojos influye directamente en cómo procesamos la información visual y en cómo seleccionamos los estímulos relevantes de nuestro entorno.


Tipos de Movimientos Oculares:

Descubramos los distintos tipos de movimientos oculares que impactan nuestra atención y exploración visual:


- Fijaciones: Son momentos de quietud ocular en los que nuestros ojos se centran en una área específica del campo visual, típicamente en objetos de interés.


- Saltos Sacádicos: Movimientos rápidos que permiten cambiar la fijación de un punto a otro en el campo visual, esenciales para explorar el entorno y desplazar la atención de un objeto a otro.


La Orquesta Cerebral del Control Oculomotor:

Regiones clave en la corteza visual, como el lóbulo parietal y frontal, colaboran en la planificación y ejecución de los movimientos oculares. La corteza frontal superior se encarga de la generación de movimientos sacádicos, mientras que el lóbulo parietal posterior juega un rol crucial en la atención espacial y la selección de objetivos.


Integración con la Atención Selectiva:

La atención selectiva nos permite dirigir nuestra atención hacia estímulos relevantes, ignorando distracciones. Esta interacción es evidente en la relación entre los movimientos oculares y la atención. Estudios demuestran que las fijaciones tienden a enfocarse en objetos de interés, subrayando cómo la atención y los movimientos oculares se influyen mutuamente.


En la próxima parte de esta serie, te compartiré ejercicios efectivos para calentar tus ojos y potenciar tu experiencia visual. ¡Mantente atento!

 

 

 

 

Referencias Bibliográficas:

- Corbetta, M., & Shulman, G. L. (2002). Control of goal-directed and stimulus-driven attention in the brain. Nature Reviews Neuroscience, 3(3), 201-215.


- Deubel, H., & Schneider, W. X. (1996). Saccade target selection and object recognition: evidence for a common attentional mechanism. Vision Research, 36(12), 1827-1837.


- Kowler, E. (2011). Eye movements: The past 25 years. Vision Research, 51(13), 1457-1483.

Regresar al blog